<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=342978192771959&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">
FeatImg

5 factores diferenciadores para para sobresalir en Derecho

Laboral

Antes de entrar en materia es preciso hablar sobre el desarrollo de habilidades sociales, algo que se ha convertido casi en una necesidad para crecer personal y profesionalmente, dado que aumenta la probabilidad de éxito al momento de sobresalir en un trabajo.

Entendemos por habilidad social "la conducta que expresa los sentimientos, actitudes, deseos, opiniones o derechos del individuo de un modo adecuado a la situación, respetando esas conductas en los demás, y que generalmente resuelve los problemas inmediatos de la situación mientras minimiza la probabilidad de futuros problemas".

En otras palabras, esto se refiere a cómo nos comportamos con los demás y al grado de comunicación y de respeto que le mostramos a otras personas. No hay que perder de vista que en el día a día, aunque tengamos un trabajo que no necesariamente nos obligue a quedar bien con todo el mundo (como suele ser el Derecho), siempre tendremos que relacionarnos con compañeros, jefes, clientes, proveedores etc. Y aunque no se trate de un elemento fundamental a la hora de desempeñar un puesto de trabajo en particular, puede marcar la diferencia e inclinar la balanza hacia un candidato u otro al momento de querer obtener un nuevo cliente.

  1. Aprende un idioma poco común

Sí, el inglés es importante, pero México es un país que recibe personas de todos los rincones del planeta. Aunque las negociaciones casi siempre son en este idioma (de hecho, es lo más común), manejar otro además del inglés, te pondrá un paso adelante del resto de la competencia. Adicionalmente, te permitirá enriquecer tu currículum vitae con una especialización no relacionada directamente a la licenciatura en derecho. Y si quieres más argumentos, estudios recientes han comprobado que las personas que manejan más de 2 idiomas, tienen una ventaja competitiva en relación a los profesionales dentro de su misma rama, sin importar cuál sea.

  1. Ten buena actitud

Tal y como hablábamos al inicio de esta entrega, debes empezar a hacer la diferencia. En Latinoamérica es muy común quejarse y abordar el problema con un escudo (de problemas) incluso más grande. “No podemos reinventarnos a nosotros mismos cada lunes, pero sí podemos cuidar ciertos aspectos que nos permitan relacionarnos mejor con los demás”. Por eso es muy importante mantener una buena actitud (incluso los lunes en medio del tráfico) y encarar las responsabilidades con la mejor disposición y muchas ganas.

  1. Especialízate

La época de la práctica jurídica “generalista” llegó a su fin. Especialízate e incluso indaga más en ese nicho específico que te gusta para que llegues a ser, incluso, el único experto en esa área. Esto sumado al punto número 1 “aprende un idioma poco común”, te abrirá el camino al éxito o al menos, estarás lo suficientemente preparado para alcanzarlo.

  1. Cuida tu imagen

Una buena educación (incluyendo buenos modales) e imagen, nunca van a jugarte en contra. De hecho, son grandes aliados a la hora de hacer nuevas relaciones y son más las puertas que puede abrirte, que cerrarte.

  1. Diferénciate de los demás

Derecho se encuentra en el top 3 de carreras más demandadas en México, por lo que hay una altísima demanda de empleos en esta rama. Es por ello que debes diferenciarte de la masa de abogados que estén en la misma búsqueda que tú, desarrollando alguna capacidad o competencia que te permita destacar por encima de los demás.

Para luego, es tarde. Prepara un plan de acción con actividades detalladas que contemplen los 5 puntos anteriores y no dudamos que estarás más cerca de alcanzar el trabajo de tus sueños.

SHARE

DEJA UN COMENTARIO

CATEGORÍAS

Quiero recibir más información en mi correo

RELACIONADOS