<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=342978192771959&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">
FeatImg

Haciendo equipo: la familia como sistema de apoyo para estudiar y trabajar

Educacion

Estudiar, trabajar y tener una familia ya son tareas cansadas de manera individual. Si eres de los valientes que se está atreviendo a hacerlo todo a la vez, seguramente has sentido el peso del mundo sobre los hombros. Tal vez has tenido problemas con tu pareja y tus hijos porque no tienes tiempo para ellos o porque siempre estás cansado.

Probablemente has llegado a pensar que la mejor solución sería dejar los estudios o cambiar de trabajo. Es entendible pensar así, pero existen más opciones. Una de ellas siempre es, por supuesto, encontrar una universidad con horarios flexibles o un trabajo con servicio de guardería (si es que tus hijos son aún pequeños). Aquí nos enfocamos en mostrarte cómo aprovechar el recurso más valioso que tienes: el apoyo de tu familia.

Delegar tareas

Aunque quisiéramos poder hacerlo todo, la realidad es que nuestra energía y las horas del día son algo limitado. Si repartimos los deberes del hogar no sólo tendremos menos pendientes. También estaremos enseñando una valiosa lección de responsabilidad a los más jóvenes de la familia.

Échense porras entre ustedes

Habrá días más pesados que otros, pero es justo ahí cuando deben permanecer más unidos y motivarse entre ustedes. A veces unas simples palabras de aliento o un abrazo son suficiente para tomar un segundo aire y seguir adelante.

Blog_featured

Celebrar victorias en familia

Como bien dicen: “las penas se dividen y las alegrías se multiplican”. Conmemorar los logros juntos será una excelente motivación para todos. Podrán ir viendo cómo sus esfuerzos van dando frutos y cómo la perseverancia trae recompensas.

Calendarizar tiempo libre

Es importante tener las tareas agendadas, pero es igualmente importante saber apartar un espacio que tú y tu familia puedan aprovechar para reconectar. Aunque sea salir por un helado o simplemente juntarse a platicar, hagan tiempo de manera consciente y no sólo esperen a ver cuándo coinciden todos. Teniendo todos sus propias tareas además de las del equipo, el riesgo de hacer esto último es que esa pausa conjunta nunca llegue.

Ignorar críticas ajenas

Siempre habrá personas que estarán en desacuerdo con sus decisiones. Recuerda que cada familia es diferente y lo que les funciona a unos, puede complicar las cosas para otros. Siempre es bueno tomar en cuenta consejos, pero lo más importante es escuchar lo que tu familia considera que podría mejorar. El punto es que les funcione a ustedes.

 

Es muy importante recordar que esta situación no será para siempre. Esto es sólo una etapa y no importa qué tan difíciles se pongan las cosas, esto también pasará. Antes de lo que se imaginan, verán hacia atrás y podrán sentirse orgullosos por el camino recorrido. Con cada reto que superen, serán más fuertes como individuos y como familia.

 

SHARE

DEJA UN COMENTARIO

CATEGORÍAS

Quiero recibir más información en mi correo

RELACIONADOS