<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=342978192771959&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">
FeatImg

Cansado de estar cansado: venciendo el agotamiento mental

Salud

Lidiando diariamente con todos los deberes, las idas y venidas, el tráfico, y demás, es normal terminar los días cansado. El problema viene cuando despiertas y te sientes igual. Si sientes que tus horas de sueño no están recargando tus energías, probablemente tengas agotamiento mental.

El cerebro nunca deja de trabajar, eso es cierto. Sin embargo, puede llegar a saturarse debido al estrés y dejar de funcionar de manera óptima. Imagina unos engranes a los cuales comienzas a echarles arena. A lo mejor al principio no pasa nada: los engranes siguen girando sin mayor cambio. Pero entre más arena, más lentos se vuelven. Puede ser que incluso lleguen a detenerse por completo.

En los seres humanos, los “engranes atascados” causan síntomas como dolores de cabeza, irritabilidad, falta de energía, negatividad extrema y cambios en el apetito. El desempeño laboral también se ve afectado, lo cual vuelve al agotamiento mental un círculo vicioso. Si haces tu trabajo mal o demasiado lentamente, se va acumulando la carga, lo cual causa más estrés, lo que a su vez provoca más agotamiento mental.

agotamiento_mental_engranes

A largo plazo, este malestar puede traer terribles consecuencias a la salud como enfermedades constantes, pues el sistema inmunológico se debilita. También se puede sufrir de hipertensión, pérdida o aumento de peso, depresión y ansiedad.

Si comienzas a presentar estos síntomas, la mejor opción siempre será visitar a un doctor. Pero, por mientras, hay algunos consejos que puedes seguir para disminuir tu estrés en la cotidianidad.

Ejercicio

Activar tu cuerpo crea endorfinas y oxigena al cerebro. Además, te ayuda a “cambiar de canal” y dejar de pensar en todo lo que te estresa.

Aprovecha minutos libres

Aunque idealmente tienes tiempo libre programado en tu agenda, aprende a darte mini breaks entre tareas. Cosas tan simples como hacer tres respiraciones profundas con los ojos cerrados cada hora pueden disminuir la saturación que está viviendo tu cerebro. 

Evita la saturación sensorial

agotamiento_mental_saturación

Vivimos en un mundo de pantallas y, además, en una ciudad extremadamente contaminada por el ruido. A veces no notamos que estamos abrumados sino hasta que tenemos la oportunidad de estar en silencio. Procura usar audífonos canceladores de ruido y evita estar demasiado en el celular. Si puedes, siéntate 15 minutos en un cuarto oscuro y respira profundamente. Deja que el cerebro descanse.

Vete a dormir, no te quedes dormido

Suena extraño, pero hay una diferencia. Una manera de prevenir y/o trabajar el agotamiento mental es teniendo una rutina para antes de dormir en lugar de simplemente estar en el celular hasta que te vence el sueño. Cepíllate los dientes, lávate la cara, métete a la cama y deja el celular. Prepara a tu cuerpo para descansar, no sólo para estar en reposo.

 

Es muy fácil que los inicios del agotamiento mental pasen desapercibidos. Aunque no te sientas identificado con este “diagnóstico”, intenta seguir estos consejos. Más vale prevenir que lamentar. Además, seguramente sentirás una diferencia.

SHARE

DEJA UN COMENTARIO

CATEGORÍAS

Quiero recibir más información en mi correo

RELACIONADOS